In Lugares de interés

Medina Azahara logró convertirse en Patrimonio de la Humanidad en el año 2018. Es un lugar repleto de historia y belleza del que, desafortunadamente, sólo se ha descubierto un 10% de su extensión.

Medina Azahara se encuentra a 8 kilómetros de Córdoba, aunque debes prestar especial atención, ya que el acceso al yacimiento ha ido cambiando con los años. Si vas en coche puedes aparcar en el parking del museo y bien subir andando unos 2 kilómetros o bien coger un autobús que te sube por un 1€.

¡Ojo! No peques de novato. Una vez en el parking, entra al museo para comprar las entradas al yacimiento. De lo contrario, tendrás que volver a bajar. La entrada es gratuita para los residentes en la Unión Europea y cuesta 1,50€ para el resto.

Historia de Medina Azahara

Muchos vienen con la idea de que Medina Azahara era un lugar de retiro para el Califa pero cuando la visitan o leen un poco al respecto cambian ese pensamiento. Medina Azahara fue una ciudad completa y lo que está excavado es la zona de palacios y algunas casas.

Abderraman III se proclamó Califa e inmediatamente ordenó construir Medinat al-Zahra, nombre por el que se conocía en aquel momento.

Se empezó a construir en 936 y en 10 años ya tenía habitantes. Desde Medinat al-Zahra podía observar a cualquiera que intentara acercarse. Pero, con el paso del tiempo, Almanzor tomó el poder y fundó otra ciudad, Medina Al Zaina, ciudad que sigue en búsqueda por los arqueólogos. Esta nueva ciudad, supuso la caída de Medina Azahara, ya que, constantemente fue saqueada. De hecho, muchas de sus piedras y capiteles fueron usados para construir otros palacios y casas tanto de Córdoba como de otras ciudades dentro y fuera del país.

En el siglo XVI se pensaba que Medina Azahara era una ciudad romana. No fue hasta el siglo XX cuando se descubrió su verdadera procedencia. Empezaron las excavaciones y había un gran enigma por resolver.

Significado de Madinat Al-Zahra

Madinat Al-Zahra significa ciudad brillante.
Su entrada original era por el sur, aunque actualmente lo hacemos por el norte. Seguramente, había puestos de guardia en sus calles en zigzag, para controlar el flujo de personas.

Los arqueólogos llevan años reconstruyendo la decoración de atauriques (piezas de yeso y piedra decorativa). De hecho, tardaron unos 18 años en reconstruir la fachada de Ya’far, primer Ministro. Y, es que, a pesar de faltar piezas, han sido premiados por ello.

Justo en la puerta de dicha fachada se han encontrado restos de frascos de cristal y el mango de una navaja de afeitar, y, al otro lado, está la Casa de la Alberca. Su fachada es muy similar a
la de Ya’far, contando también con un patio de vegetación. Esto representa el cielo y la tierra y solo la gente importante podía tenerlo. Todo ello, hace pensar que el Califa pudo vivir allí.

La Puerta Sur fue el acceso principal a la ciudad. Contaba con 15 arcos. El arco central tenía forma de herradura y, sobre él había un templete desde donde el Califa recibía a las tropas.

En el Jardín Alto está el Salón Rico. Este dejó de ser visitable para evitar que se deteriorase, aunque es posible que lo abran pronto.

La Mezquita está muy deteriorada, aunque su forma y sus palmeras nos dejan ver lo que fue en su día.

medina azahara patrimonio de la humanidad

 

Recent Posts

Dejar un comentario